Decir que fueron dos días de debate intenso sería mentir. El debate viene de años y durante el sábado 10 y domingo 11 la propuesta fue celebrar la unión e intercambiar los últimos detalles para el proceso que comienza.

Desde muy temprano fueron llegando militantes desde distintos puntos del país, con mate bajo el brazo y las ganas de encontrarse que, pandemia y pantallas mediante, se acumulaban hace tiempo.

Pasadas las 9.30 del sábado se dio comienzo al congreso fundacional de esta nueva organización que es el resultado de un enorme trabajo colectivo, de discusiones acaloradas y aprendizajes constantes. Un proceso que comenzó hace más de dos años y que llevó a toda la militancia de tres organizaciones diferentes a debatir política, estrategia e ideas. Pero también a recorrer los mismos caminos en una especie de “prueba piloto” de lo que sería compartir militancia y lograr una síntesis superadora respecto a las diferentes construcciones que cada grupo tenía por separado.

En ese sentido, los dos días de trabajo fueron fundamentalmente de encuentro entre compañeres, de reafirmación de cada acuerdo construido y de planificación de las tareas que se vienen que, si bien no son fáciles, cuentan con un grupo de militantes dispuestes a dar pelea ante una situación política, social y económica que golpea al pueblo. Durante toda la jornada del sábado se pusieron en común los análisis preexistentes y se confirmaron los acuerdos con el pleno de militancia y con invitades que escucharon atentes desde dónde venimos y hacia dónde vamos. Hubo espacio para el diálogo fraterno, para el almuerzo al sol y para continuar estrechando lazos con quienes hasta el día anterior eran compañeres de otra organización y hoy se aunaban en un mismo espacio. Sobre el final del primer día, merienda colectiva y a descansar para la jornada siguiente. El domingo muy temprano comenzó el segundo y último día de consolidación de la nueva organización. Con los acuerdos consolidados y la síntesis de debates realizados, quedaba votar las resoluciones y la conformación de los equipos de trabajo y de dirección para este nuevo comienzo. Sobre la premisa de que une militante equivale a un voto, la totalidad de participantes del congreso decidieron cómo se llevaría adelante el proceso que comienza a partir del día de hoy.

Luego de dos días de trabajo conjunto, tres organizaciones diferentes se fusionan para construir una nueva organización que pueda aportar a las batallas cotidianas del pueblo. Buscando promover la unidad, la vocación de lucha y la defensa de los derechos por sobre todas las cosas.

Dos días de cooperación en los que nació una nueva corriente anticapitalista y feminista, preocupada por la devastación ambiental y consciente de la urgencia de avanzar hacia un nuevo socialismo que pueda poner freno a la catástrofe ecológica en curso.

El sábado 10 de septiembre muy temprano éramos Democracia Socialista, Diciembre – Colectivo Militante y Organización Revolucionaria Guevaristas. Hoy somos Poder Popular, una alternativa política no sectaria que busca aportar a las necesidades y luchas populares.